América Latina

“Por presencia colonial”: Argentina rechaza visita oficial de la princesa Ana a las Islas Malvinas

La segunda hija de la difunta Reina Isabel II encabezó una gira de seis días a las Islas Malvinas. Para el Gobierno argentino, el viaje fue catalogado como un “ejercicio de la ocupación ilegal británica”.

“Por presencia colonial”: Argentina rechaza visita oficial de la princesa Ana a las Islas Malvinas

El pasado viernes 18 de noviembre, la princesa Ana, segunda hija de la fallecida Reina Isabel II y hermana del actual Rey Carlos III, comenzó una gira oficial por diversos territorios del atlántico sur, incluyendo una visita a las Islas Malvinas, la cual generó molestia y rechazo en el Gobierno argentino, calificando a dicho viaje como una “presencia colonial”.

La princesa, al llegar junto a su marido, el vicealmirante sir Tim Laurence, colocó una ofrenda floral en el “Monumento de la Liberación” y se reunió con antiguos desminadores, quienes fueron los encargados de quitar las minas de los campos tras la guerra de las Malvinas, en 1982.

En ese sentido, Ana del Reino Unido envió un claro mensaje a las autoridades argentinas sobre la postura británica relacionada con la soberanía sobre aquel territorio isleño. Por otro lado, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, cuestionó el viaje a través de sus redes sociales.

“La princesa Ana, de la Casa Real británica, llegó a Argentina sin avisar. Su país incumple el derecho internacional con su presencia colonial en el Atlántico Sur en contra de las resoluciones ONU y del clamor mundial. Tal vez eso explique la descortesía”, escribió Carmona en su cuenta oficial de Twitter, utilizando el hashtag #LasMalvinasSonArgentinas.

Cabe recalcar que en junio de este año, el Comité Especial de Descolonización, órgano dependiente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, llamó a Argentina y al Reino Unido a retomar las negociaciones por la soberanía de las islas. Asimismo, en octubre, el país sudamericano obtuvo un amplio apoyo internacional en la ONU por este reclamo en particular.