CanalDeportes

Denuncian ante la Fiscalía a Ancelotti por su acusación de racismo a Mestalla

Denuncian ante la Fiscalía a Ancelotti por su acusación de racismo a Mestalla
Por Agencia Efe

La Asociación del Pequeño Accionista del Valencia (APAVCF) ha presentado ante la Fiscalía una denuncia por un “ilícito penal de injurias y calumnias” contra el técnico del Real Madrid Carlo Ancelotti por sus declaraciones en la rueda de prensa posterior al encuentro de su equipo en Mestalla, en las que tras haber recibido Vinicius insultos racistas por parte de algunos seguidores aseguró que se había tratado de “todo el estadio”, una afirmación que rectificó dos días después.

La APAVCF asegura Ancelotti que “trató de racistas a todo un estadio con 46.002 espectadores” y que “transmitió unas acusaciones falsas, posiblemente de forma intencionada y, como consecuencia de ellas, el Valencia C.F. ha visto perjudicada su imagen, así como la de sus aficionados y accionistas”.

“Es más, el poder de difusión que tienen estas palabras al ser entrenador del Real Madrid también ha perjudicado la imagen de la Comunidad Valenciana al asociarla a un racismo generalizado”, añade.

La asociación pide a la Fiscalía que realice la “pertinente investigación” y que interponga “la pertinente denuncia en nombre de los agraviados”, pero en su comunicado, además, deja abierta la opción de presentar una querella por injurias contra el técnico.

En la denuncia se recogen de manera literal algunas de las expresiones que usó el entrenador en la sala de prensa de Mestalla aquel 21 de junio como “el ambiente es racista”, “todo el estadio le ha gritado mono, mono, mono”, “no era una persona que se ha vuelto loca, aquí un estadio se ha vuelto loco” o “nunca he visto a todo un estadio hacer insultos racistas”.

Además, la APAVCF le reclamó en un comunicado pidiéndole que rectificara “sin que ninguna disculpa se haya producido por parte del mismo”. No obstante, el entrenador Del Real Madrid sí que matizó sus palabras dos días después al asegurar que no se refería “a 46.000 personas, sólo a un grupo que se ha portado muy mal”. “No fueron 46.000 y pido disculpas si se entendió eso, pero tampoco fueron dos o tres”, afirmó.