Canal Travel

CanalTravel on tour: La obra maestra de un chileno que cautiva a miles de turistas en Río de Janeiro

En el vibrante corazón de Río de Janeiro, la Escalera de Selarón no es solo un paso entre los barrios de Santa Teresa y Lapa, sino un emblemático lienzo que captura la esencia multicultural de Brasil y el legado de un artista que dedicó su vida a embellecer la ciudad.

CanalTravel on tour: La obra maestra de un chileno que cautiva a miles de turistas en Río de Janeiro
Por Cristian Torres Diaz

La Escalera de Selarón, una obra maestra de arte urbano creada por el chileno Jorge Selarón, se ha convertido en uno de los puntos turísticos más fotografiados de Río de Janeiro. Con más de 250 escalones, este asombroso lugar está adornado con miles de azulejos coloridos, recogidos de más de 60 países. Selarón comenzó su proyecto en 1990 como un tributo a su amor por Brasil, transformando un simple tramo de escaleras en una vibrante expresión de gratitud y creatividad.

Carolina Valdés, en su reciente viaje familiar a Río, quedó fascinada por la historia y la belleza de la escalera. «Esta escalera es uno de los lugares imperdibles que no puedes dejar de visitar si vienes a Río de Janeiro,» comenta. «Es muy colorida y puedes encontrar todo tipo de azulejos personificados, como por ejemplo encontrar un libro, un equipo de fútbol, figuras de la cueca chilena, o un poema que te llegue hasta el alma. Es uno de los lugares más bonitos de Río de Janeiro y los más visitados.»

La trágica muerte de Selarón en 2013 no ha hecho sino aumentar el misterio y el atractivo de la escalera. Mientras las circunstancias de su fallecimiento siguen siendo un enigma, su obra perdura como un homenaje vivo a su genialidad y a la ciudad que amó.

Brasil sigue siendo uno de los destinos turísticos más codiciados, con aproximadamente 6.36 millones de visitantes internacionales en 2019, según el Ministerio de Turismo. La escalera de Selarón, en particular, atrae a miles de turistas diariamente, deseosos de capturar su esplendor y tal vez, dejar un pedazo de su propia cultura en este mosaico internacional.