Último minuto – Agencias

La Scala de Milán ya caldea su «Prima» más española

La Scala de Milán ya caldea su «Prima» más española
Por Agencia Efe

Milán (Italia), 7 dic (EFE).- Hoy es un día especial en la fría y moderna ciudad de Milán. No solo porque se celebra a su patrón, San Ambrosio, sino porque su prestigiosa ópera, La Scala, inaugura su temporada lírica por primera vez con un director español, Lluís Pasqual, que brindará el «Don Carlos» de Giuseppe Verdi.
El teatro de La Scala, en pleno centro de la capital lombarda, se encuentra blindado por un dispositivo de seguridad porque esta tarde, a partir de las 17.00 hora local (16.00 GMT), empezará a recibir a políticos y personalidades del mundo de la cultura.
Una hora después dará comienzo la «Prima», en la que este año se interpretará el «Don Carlo» de Verdi, dirigida por Lluís Pasqual y con la batuta del maestro Riccardo Chailly.
El 7 de diciembre es una cita imperdible para cualquier amante de la lírica y esa pasión ya podía apreciarse en los alrededores del teatro en esta fría pero soleada mañana milanesa.
En un lateral, un grupo de personas, generalmente mayores, guardaba fila para hacerse con una de las entradas para los 144 puestos del «Loggione», los palcos más altos y más baratos (50 euros, frente a los alrededor de 2.500 que cuesta la platea).
Pero no son unos aficionados cualesquiera sino los «Loggionistas», una especie de club de severísimos expertos de ópera que cada año, como un ritual, se parapetan en los últimos palcos para seguir con atención el espectáculo, capaces incluso de revolucionar una velada ante una mala actuación o un desafine.
El señor Francesco tiene 77 años y, después de tres días de espera y convocatorias, se ha hecho con una de esas entradas. Abrigado con bufanda, gorro y guantes, confirma con cierto orgullo esta casi legendaria severidad y purismo lírico.
«Pero yo, si no me gusta una ópera, no abucheo, simplemente no aplaudo», jura en una conversación con EFE, después de 27 años sin faltar a esta cita con la ópera, un arte del que se enamoró en su niñez tras asistir por casualidad a un «Barbero de Sevilla».
En la puerta del Teatro ya hay varios camiones de la televisión pública RAI para retransmitir la apertura por todo lo alto y en directo de la temporada, una cita que el año pasado atrapó frente al televisor a millón y medio de espectadores.
Además, el «Don Carlos» de Lluis Pasqual llegará a otros países en directo televisivo como Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, Suiza, Portugal, República Checa e incluso Japón, y en otros lugares como España y América Latina podrá verse en cines.
Será un espectáculo de evocación hispana, no solo porque el «Don Carlos», adaptación de la tragedia de Friedrich Schiller, habla del enfrentamiento ficticio entre Felipe II y el infante Carlos, sino también porque Pasqual se inspiró en Castilla para su puesta en escena.
Por ejemplo, recurrirá al alabastro después de contemplar una ventana de la Colegiata de la ciudad castellana de Toro y también se han replicado las rejas de la catedral de Sevilla.
Este día de San Ambrosio, patrón de Milán, está consagrado a la ópera y ya se prueba la pantalla gigante desde la que se podrá seguir la «Prima» en la Galería Vittorio Emanuele desde la calle, resistiendo al frío.
Dentro de La Scala, fundada en 1776, todo está ya listo para volver a disfrutar de una de sus obras más representadas, pues el «Don Carlos» ha resonado entre sus históricos palcos en más de 200 ocasiones desde su estreno italiano en 1867 (tuvo otro en París).
Y, para ello, este templo de la lírica se engalanará con todo tipo de flores, como las rosas que la organización del teatro ha dejado en los palcos baratos de los jueces del «Loggione» por si, al final de la obra, les apeteciera conceder su plácet.
Gonzalo Sánchez